martes, 3 de noviembre de 2015

¿Cuál es el secreto para ser un buen padre?



La llegada de nuevas tecnologías y la abundancia de manuales y guías han confundido a los padres sobre las pautas de crianza que se deben de dar a los hijos, no hay claridad entre si es mejor ser estricto a la manera antigua o liberal de manera avanzada en el tiempo.
Sabemos que  los hijos son una bendición, eso nadie lo niega. Sin embargo, los bebés  no vienen con manual y es por eso que muchas veces los padres experimentan la sensación de que no están haciendo las cosas bien.
Lo que sí es cierto es que los padres son la columna vertebral de la crianza y su participación es definitiva para el éxito y la felicidad de los hijos. 
Por eso, es que, el secreto es el producto de varias formulas ganadoras y la primera es
1.  Amar vs. formar
“Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío” es una frase del filósofo chino Confucio, Disciplina pero con amor, recuerde que uno educa a los hijos para la sociedad y no para uno. 
No exagere en sobreprotección, permisividad, rescate y el control excesivo. 
Los límites son las reglas que el niño debe cumplir en casa. Es importante inculcarles el sentido de la responsabilidad y que todo acto tiene consecuencia a corto o largo plazo. A los niños hay que darles herramientas para que aprendan a tomar decisiones, para que se empoderen sus vidas y sean autónomos, capaces y respetuosos.
2. Formar un hijo optimista
Pero,  ¿Cómo comunicar el optimismo?
Entender y expresar un amor firme, pero siempre amable, implica una exigencia clara que lleva a objetivos bien definidos. Es necesario dar la oportunidad de cometer errores y aprender de ellos. Hay que crear un marco de referencia que se entienda que para ganar hay que perder y que no existen fracasos, existen resultados. 
El  optimismo se desarrolla en la medida en que se acepten las diferencias y la tolerancia, se aprenda a manear las emociones, la rabia y la frustración, el sentido del humor y la flexibilidad son esenciales para contrarrestar el pesimismo.
3. No haga malas acciones frente a sus hijos
Los niños imitan a sus padres, aprenden lo que ven y luego lo repiten, no se emborrache, no mienta, no robe, no resalte las dietas y los malos hábitos 
4. Formar en valores y responsabilidad
Lo primero es que deber ir a la cama a la hora indicado y dormir las horas necesarias de acuerdo a su edad. El sueño es vital,  a los niños con falta de sueño les va mal en el colegio, no son capaces de rendir adecuadamente y tienen problemas de comportamiento, y los lleva a tomar conductas irresponsables, como resultado de un mal habito.
 Coloque reglas claras, justas y razonables, no deje pasar las horas de comida, los momentos de llevarlos al colegio y los fines de semana no deje de hablar con ellos.
5. No cantaleteé 
La cantaleta genera rabia, deseos de venganza o de hacer  lo opuesto. Cuando se cantaletea en exceso se pierde el mensaje, se gastan las palabras, se pierde credibilidad y se debilita una relación afectiva. 
Es una contraproducente estrategia de disciplina. Se usa por algo que se hace mal y al criticar la conducta o a la persona se le hace sentir débil y con menos control. 
Pero ¿cómo salvaguardar la diferencia generacional entre padres e hijos? Hay que buscar soluciones, los padres deben de estar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...