miércoles, 17 de agosto de 2016

EMPRESAS FAMILIARES






EMPRESAS FAMILIARES
Lina Toro 




Las empresas familiares son organizaciones comerciales en las cuales la toma de decisiones está influenciada por los miembros de una familia capaces de ejercer sobre ella una influencia suficiente para controlarla. Estas empresas tienen como parte de su visión estratégica que las siguientes generaciones le den continuidad a la empresa llevando las riendas de esta. Por lo que las empresas en las que el único miembro que participa es el dueño y administrador no se consideran empresas familiares.

En nuestro medio estamos acostumbrados a las empresas familiares, en donde todos los cargos importantes y estratégicos están en manos de los familiares o de amigos muy cercanos al emprendedor o empresario.

Esta situación, dependiendo del punto de vista que se le observe y analice, puede ser conveniente o no.

Por lo general, un emprendedor recurre a su familiar o a sus amigos cercanos por la confianza que estos le inspiran, lo cual en sí no es negativo.

El inconveniente se presenta cuando estas personas no cuentan con las competencias y habilidades suficientes como para hacerse cargo de tareas y funciones importantes, estratégicas y neurálgicas de un proyecto.

En un proyecto, para que funcione, debe estar al frente gente verdaderamente capacitada, de lo contario, se corre el riego de tomar decisiones equivocadas que pueden llevar el proyecto a la ruina.

Si bien la confianza es un elemento importantísimo en cualquier proyecto, la confianza de un amigo o familiar puede ser perfectamente remplazada por unos buenos mecanismos de control interno, por tanto, no debe ser problema vincular a un particular a un proyecto de emprendimiento.

En todo caso, así sean familiares o amigos los que acompañen un proyecto, los mecanismos de control debe ser elaborados, de lo contario, se corre el riesgo de ser objeto de alguna situación comprometedora.

Así la cosas, se pueden tener como socios a familiares y amigos, siempre que estos sean los indicados para desarrollar x o y tareas, y deben estar allí por sus capacidades, por sus habilidades y no por el simple hecho de inspirar confianza o por ser de la familia.

Algunos emprendedores incluyen en sus nóminas o en sus proyectos mismos a sus familiares, con el muy loable objetivo de colaborarles, de apoyarlos económicamente, lo cual puede ser contraproducente y comprometer el éxito del proyecto.

Si se quiere apoyar a un familiar o a un amigo ( lo cual se debe hacer ), existen otros mecanismos y alternativas, que no sean la vinculación en un proyecto para el cual no están preparados. Hacerlo, no solo no logrará ayudarlos, sino que conseguirá comprometer su proyecto y su propia situación económica.

En conclusión, a un proyecto de emprendimiento se pueden vincular familiares y amigos, siempre y cuando estos cuenten con las capacidades y habilidades suficientes para desempeñar eficaz y eficientemente sus tareas.

Los retos de la empresa familiar

Se estima que más del 30% de las empresas familiares sobreviven hasta la segunda generación, y cerca del 13% llega hasta la tercera generación.

La empresa familiar, por su naturaleza, presenta ciertos retos que le son únicos, y que no 
presentan empresas de otra naturaleza. Entre ellos:

1) cómo separar la relación familiar de la de negocios.

 2) cómo mantener las relaciones sanas en la segunda y subsiguientes generaciones.

 3) cómo planificar la sucesión y la repartición accionaria.

En este tipo de unión debe existir un alto nivel de comunicación, para que los efectos del enlace empresa-familia no sean negativos y pueda existir la continuidad y el desarrollo de la misma. Los agravios entre hermanos en este tipo de empresa, debido a marcadas diferencias sociales, profesionales, económicas y culturales, son típicos. Sin embargo, todo el grupo debe tratar de solventar estas discrepancias para que no se produzca una lamentable ruptura de la cohesión familiar.

La sucesión de los bienes familiares debe ser vista con anticipación. El más capacitado de los miembros, es quien debería asumir el liderazgo de la empresa, siempre y cuando sea aprobado por todos los accionistas.

Es necesario que en el seno de esta empresa exista total transparencia en la concentración de la fuerza económica, se distribuyan los bienes de forma adecuada, se cumplan los respectivos requisitos legales para preservar la identidad de la empresa, se defina de forma clara y justa la separación de los inversionistas, se den a conocer los resultados y toma de decisiones entre todos los miembros y se definan las estrategias de sucesión para las siguientes generaciones.

7 Consejos para evitar problemas en su empresa familiar

Generalmente, la creación de una empresa familiar conlleva ilusión, trabajo, esfuerzo y altas expectativas respecto a lo que se puede lograr como mayores ventas, más dinero, mayor bienestar, etcétera. Sin embargo, el momento en el que las ganancias comienzan a repartirse, es cuando pueden surgir algunos problemas.

Algunas recomendaciones para evitar rencillas entre sus familiares son las siguientes:
     
  •   Establezca una política por escrito donde aparezcan las reglas claras y transparentes de retribución en la empresa
  • Contrate soluciones empresariales que diversas instituciones financieras como American Express ofrecen para el correcto manejo de sus recursos económicos, incluyendo el pago de sus proveedores.  
  • Es recomendable separar el concepto de empleado del de accionistas y familiares para efectos de sueldos. De forma que los familiares pueden recibir de la empresa tres tipos de compensaciones: sueldos, prestaciones y dividendos.
  •  Con respecto a los sueldos, un familiar debe recibir un salario justo por su trabajo, de acuerdo con su puesto, desempeño y antigüedad en el mismo, como cualquier empleado.
  • En el caso de las prestaciones, éstas deberán ser equitativas para familiares y colaboradores ajenos a la familia. En general, a los empleados familiares se les otorgan sueldos 15 o 20% arriba de los tabuladores del mercado.
  •  Tener una política clara de dividendos evitará que las futuras generaciones sangren el negocio por encima de sus posibilidades, ya que esto puede afectar el buen funcionamiento de la empresa familiar.
  • La justicia salarial entre familiares no necesariamente significa igualdad, sino equidad. En este sentido, equidad es pagarle a cada quién según le corresponde a su aportación y posibilidades reales dentro de la compañía, independientemente si es empleado o miembro de la familia

Sólo una de cada diez pequeñas y medianas empresas cuenta con una política equitativa de sueldos y compensaciones, pese a que es una de las mejores prácticas corporativas para garantizar que el personal asuma el sentido de pertenencia y compromiso.

Recuerde que el tema del dinero siempre es delicado y aún más cuando los seres queridos están de por medio, así que desde un inicio ponga las cartas sobre la mesa a la hora de hablar de dinero.

“La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”.

Juan Pablo II.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...