miércoles, 10 de agosto de 2016

LA PRIMERA IMPRESIÓN



Lina P Toro

“No hay una segunda oportunidad para una primera impresión”

Oscar Wilde
 
Nuestra imagen personal es la Carta de Presentación. La primera impresión que se lleva alguien de nosotros es crucial para definir el cauce que tendrá la posible relación que allí se inicia. Desde la postura corporal, los gestos, nuestra actitud, hasta el tipo de ropa que vestimos, los zapatos que utilizamos, la pulcritud de nuestra indumentaria, hablan de nuestra personalidad. Es fundamental que cuidemos todos los detalles y mostremos una imagen armónica, que contemple tanto la parte física como nuestra calidad humana.

Formarnos una primera impresión tan rápido tiene que ver con la evolución de nuestra especie y con lo que, a lo largo del tiempo, le ha resultado adaptativo.

La primera impresión no es más que un juicio rápido que nos hacemos sobre una persona o situación que tenemos delante. Si juzgamos que es peligroso, que no nos conviene o que va a traernos problemas, nuestro cuerpo activa sus mecanismos de huida y no queremos saber nada más del tema.

Posiblemente actualmente no tenga mucho sentido actuar así, pero cuando los hombres de las cavernas se encontraban ante un elemento extraño debían decidir rápidamente si su vida corría peligro o no. De la rápida decisión que tomaran dependía su supervivencia. Así pues, sólo los que eran capaces de formarse una primera impresión más ajustada a la realidad sobrevivían y, por tanto, se reproducían.

Así que gracias a esta selección, en parte, hoy en día nuestro cerebro sigue estando programado para llegar a una rápida conclusión con poca información.
 
Aunque no siempre sea acertada, la primera impresión que nos llevamos al momento de conocer a una persona se forma en pocos segundos y va desde su inteligencia hasta su estilo de vida.

Ya sea para una entrevista, al llegar nuevo a un trabajo o para hacer negocios, la primera vez que usted se da a conocer establece una base para que la gente se haga una idea de su forma de ser.
La primera impresión es muy importante, porque usted no tendrá ninguna oportunidad de cambiarla. De acuerdo con Forbes, sicólogos de la Universidad de Princeton, Alex Todorov y Janine Willis, realizaron un estudio sobre la gente mirando durante un microsegundo un video de un candidato político.

En los resultados, los sujetos de investigación pudieron predecir con un 70% de exactitud quién ganaría la elección sólo a partir de ese microsegundo. Esto nos dice que la gente puede hacer juicios precipitados increíblemente precisos en una décima de segundo.

Entonces, ¿cómo lograr que esa primera impresión muestre su mejor perfil? Aquí algunos consejos:

1. Establezca una intención: esto le permitirá saber qué hablar y hacia dónde puede enfocar la conversación, así como determinar qué tipo de persona es a la que va a dirigirse. La energía, el vocabulario y la actitud también serán importantes de establecer, previamente.

2. Piense sobre sus accesorios: su ropa, el maquillaje, la corbata, el reloj… todo este tipo de accesorios pueden hacer que la gente emita un juicio. La recomendación es usar lo que más le guste y sus cosas favoritas y preguntar a sus amigos, previamente, si le lucen.

Algunos hombres no son conscientes de lo que su reloj puede decir sobre ellos, mientras algunas mujeres los bolsos y grandes aretes también pueden llegar a ser objetos para juzgar.

3. Sea consciente de su lenguaje corporal: tenga presente desde su postura hasta la inclinación de su cuerpo. Ser consciente de esto, al instante, puede ayudarlo bastante durante la primera impresión. Procure verse en un video y note la posición de sus pies, de sus hombros y la forma en la que da la mano.

4. Evada malos días: si tuvo un mal día y tiene un evento social o una reunión con clientes, es preferible cancelarla a que su disgusto afecte sus relaciones. Si está ansioso, deprimido, enojado; todo esto se mostrará en su tono de voz y en su lenguaje corporal.

5. Muéstrese interesante e interesado: muestre una actitud abierta para conocer a la gente. Ir obligado a algún evento, no será lo mejor. Si la gente se acerca, notarán su intención de querer irse. Por eso, procure acercarse a los demás y generar charlas espontáneas. Haga contra preguntas y use una palabra que su interlocutor ya haya usado.

6. Dé un correcto saludo de mano: procure que sea firme, ya que un saludo débil denotará una personalidad débil. Debe ser cálido.

7. Permítales hablar primero: no se muestre como una persona egocéntrica hablando de sus experiencias o de sus logros. Puede establecer un tema común, para iniciar la conversación, pero asegúrese de que la otra persona sea quien hable primero, al respecto por ejemplo, preguntando su opinión.

8. No descuide el contacto visual: esto permite saber qué tanto interés tiene en la otra persona. Durante un primer encuentro suele ser un poco intimidante, pero procure mantener la vista en el ojo derecho de la persona. No mantenga una mirada fuerte, cambie de punto de vez en cuando pero siempre regrese a los ojos de la persona.

9. Tenga una taza de café y brinde otra, esto está relacionado con la temperatura. La calidez de la bebida se relacionará también con la personalidad de la persona que la tiene y puede tomarse como un buen referente de amabilidad.

Maneras de causar una mala impresión:

Si usted tiene una entrevista de trabajo, un contacto por primera vez con un nuevo jefe, una reunión con un cliente potencial, un networking, o la primera reunión con los padres de su novia o novio, aquí le mostramos qué debe evitar para no empezar con pie izquierdo:

1. Llegar tarde: ¿Es usted de los que llega sobre la hora? Tal vez no es por descuidado, tal vez es porque se quedó preparando todo antes de la reunión porque quería que saliera perfecta, y simplemente pensó que no era una gran cosa si usted llegaba con un par de minutos de retraso.
 
Bueno, caiga en la cuenta que cualquiera sea la razón, la mayoría de la gente se molesta cuando tienen que esperar por usted. Ellos cuestionan o sus habilidades de gestión del tiempo. O Ellos asumen que no se preocupan por su equipo. 

2. No prepararse: Cuando usted no está listo, usted comunica por lo menos tres cosas a la persona con la que se está reuniendo. En primer lugar, que usted no cree que ellos sean lo suficientemente importantes para que usted se preparara bien para reunión, en segundo lugar, que usted es perezoso o desinteresado y en tercer lugar, que no está calificado para gestionar su proyecto.

3. Distraído: Cuanto más fuera de contacto y desinteresado sea con los demás y sus prioridades, peor será la impresión que se lleven de usted.

4. Divagar y entrar en pocos detalles interesantes: la mayoría de la gente prefiere que vaya al punto. Si de veras quisieran todos los detalles, le preguntarían.

5. Multitarea: Nada dice: "Yo soy demasiado importante como para darle toda mi atención", como ser multitarea durante su primera reunión, o cualquier reunión. Si usted no puede resistir la tentación de consultar el correo electrónico, Facebook, o Twitter, mientras usted está teniendo una conversación en vivo, entonces debe estar preparado para dejar la impresión de que usted no está realmente interesado en la otra persona o si quiera hablar con ellos.

6. No hacer caso de su apariencia personal y la higiene: La apariencia es la primera impresión de toda la primera impresión en general. jeans desteñidos , trajes de negocios y blusas escotadas todos envían mensajes diferentes. ¿Qué mensaje quiere enviar? No se olvide Que sólo porque usted no puede oler su aliento a café no significa que otros no pueden.
 
Las primeras impresiones no siempre son justas, y que pueden ser engañosas, pero son reales, y son importantes. La consideración básica y el interés en la otra persona, junto con un poco de planificación pueden  ayudarle a empezar con el pie derecho.

En conclusión;

Una primera impresión no tiene segundas oportunidades, controla cada segundo del primer contacto, los 4 primeros minutos son los decisivos.
“Nunca se tiene una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión”. Causar una buena primera impresión es relevante en todos los ámbitos de la vida.

Nadie quiere parecer un tonto la primera vez que come con sus suegros, o si se estamos hechos un desastre cuando conocemos a la media naranja, será muy complicado conquistar su corazón.

Las ventas no son una excepción. El primer contacto con nuestros clientes es fundamental para que todo el proceso acabe satisfactoriamente. Por ejemplo, un 75% de los trabajadores de recursos humanos, deciden si van a contratar a alguien en los 30 primeros segundos de la entrevista. 

El primer consejo, cuidar  la imagen. La forma en la que nos vestimos dice mucho de nosotros, el tipo de traje que llevamos, complementos o zapatos forman parte de la imagen que transmitimos.
  
Vestir bien aunque los clientes no puedan vernos, no solo influye en cómo nos ven los demás sino que también en nosotros mismos. 

La actitud es clave. Mirar directamente a los ojos. Ser el primero en ofrecer y estrechar la mano y hacerlo con energía, que no parezca que nos da disgusto el contacto humano. Hablar seguro y con decisión. Caminar erguido y con paso firme, no estar encorvado. Y por supuesto siempre con una sonrisa en la boca.



“Una sonrisa franca es la mejor manera de derribar muchos muros”.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...