miércoles, 16 de noviembre de 2016

¿Porque Fijarnos Metas?





¿Porque Fijarnos Metas?
Lina Toro


En el juego de la vida, el éxito proviene de una combinación de habilidad y motivación, las cuales comienza con el establecimiento de metas. No podemos tener una sin la otra, lo que significa que incluso si somos increíblemente talentosos, sin un vehículo y la dirección correcta, no podremos nunca maximizar nuestro potencial. Esta teoría se aplica a todo, desde el éxito académico al rendimiento deportivo o a la paternidad, necesitamos metas para conseguir cosas buenas.

Las personas por lo general hemos aprendido a soñar, a imaginar las cosas que no vemos y a anhelar estar en lugares en los que hoy no estamos… Todos estos deseos y sueños, por lo general se quedan solamente en eso para nunca ser una realidad.

Las metas, son como aquellos puntos claves a los que debemos llegar, como esas marcas en el camino que planeamos alcanzar.

Una empresa por ejemplo, debe tener toda una estrategia de crecimiento planeada para poder analizar si van bien o no, deben plantearse objetivos a lograr en cierto tiempo, para poder medir sus resultados… Y finalmente, de  una buena estrategia y un buen trabajo para cumplirla, es que depende su éxito.

En nuestra vida pasa exactamente lo mismo. Debemos fijarnos metas con una estrategia y un plan para cumplirlas, con la convicción de poder llegar a ese lugar en determinado lapso de tiempo.

Razones por las cuales debemos fijarnos metas:

-      -  Nos dan enfoque y dirección

Con el fin de alcanzar un objetivo, tenemos que saber a dónde apuntar. Con el fin de llegar a nuestro destino final, necesitamos saber en qué dirección tenemos que ir.

Sin una meta final, no sabremos dónde comenzar, hacia dónde ir y nos será muy difícil centrar nuestros esfuerzos en las tareas. Los objetivos nos obligan a centrarnos, apuntan en la dirección correcta y nos  proporcionan un camino para trabajar hacia un esfuerzo mayor para que podamos alcanzar la felicidad y el éxito en todas las áreas de nuestra vida.

- Nos permiten medir nuestro  progreso

Nunca es fácil motivarse para trabajar duro, pero puede ser especialmente difícil si sentimos que no vamos a ninguna parte, sólo estaremos esclavizados, sin rumbo, sin recompensa real.

Los objetivos dan un propósito, una razón para rompernos el alma trabajando y son una manera de medir nuestro progreso. No siempre podemos  alcanzar nuestras metas, pero tenemos que hacer algo, y podemos seguir nuestro  progreso y evaluar lo que tenemos que hacer para llegar a nuestra  meta final.

- Nos recuerdan  nuestro propósito de una manera manejable

Es fácil quedar envuelto en el momento y estar estresados por las pequeñas trampas que pone la vida en nuestro camino cada día. Pero, al establecer metas, tenemos un constante recordatorio de aquello para lo que estamos trabajando.

Podemos  permanecer enfocados en nuestro sueño principal, pero trabajar hacia ese resultado potencialmente intimidante con pasos de bebé que sean manejables. El psicólogo deportivo Dr. Frank Smoll, explica que “Dividir cualquier meta a largo plazo en varias más pequeñas y alcanzables ayuda a promover el logro y éxito.”

      -  Nos mantienen motivados          


La motivación es clave para el éxito en todos los ámbitos de la vida. Por ejemplo, cuando    se trata de nuestra carrera, es crucial establecer objetivos claros para que permanezcamos motivados en nuestro trabajo.

-       Las metas contribuyen a la rendición de cuentas     


En la vida, no todo sale según los planes. Fracasaremos, tendremos que ajustar nuestros esfuerzos y podemos experimentar decepciones; de hecho, es una parte importante del proceso de establecimiento de objetivos.


Establecer metas concretas no sólo nos da algo para trabajar en ellas, sino que nos permite evaluar nuestro  éxito y  fracaso. ¿Conseguimos lo que nos proponíamos hacer? ¿Hicimos todo lo posible para llegar? ¿Hubo momentos en que pudimos actuar de otra forma? En primer lugar, establecer metas nos obliga a ser responsables de nuestras propias acciones, buenas o malas. No hay engaño, no hay excusas.

- Descubriremos lo que realmente queremos

Si no ponemos nuestros  sueños en papel, entonces nunca nos obligaremos a pensar acerca de lo que realmente queremos en la vida. Ya sea definiendo metas de carrera, objetivos de nuestra vida personal o metas para nuestro estado físico, el primer paso es reflexionar sobre lo que es importante para nosotros  y qué estamos dispuestos a hacer para lograr esos objetivos.

Es necesario establecer metas específicas que sean medibles y alcanzables, y seguir la dirección de nuestros sueños, vamos a descubrir lo que realmente  nos  apasiona.

       - Son una manera positiva de promover el cambio         


De vez en cuando, podemos experimentar un cambio en nuestra vida como respuesta a un acontecimiento negativo que está fuera de nuestro  control. Pero hay una gran diferencia entre estar influenciado por la negatividad versus abrazar el cambio para mejorar.

Dejar que nuestras metas nos inspiren para hacer ajustes en nuestra vida en un esfuerzo por mejorar quiénes somos y lograr lo que queremos. Usemos recordatorios positivos para mantenernos motivados a celebrar lo que logremos en el camino, en vez de centrarnos en las cosas que van mal. Notaremos que no sólo nos acercaremos a nuestros objetivos, sino que también mejorará nuestro  estado de ánimo.

- Ayudan a visualizar el futuro

Hay algo muy poderoso en la idea de un futuro mejor. Pero cuando en realidad imaginamos cómo podría ser nuestra vida, entonces estamos aún más equipados para hacerlo realidad.

Establecer metas permite, construir una imagen de lo que queremos de la vida. Nuestros objetivos no sólo serán pensamientos o ideas; se convierten en imágenes concretas. Recortes de revista de la casa de nuestros sueños; fotos de nuestros seres queridos, a los que queremos hacer sentir orgullosos; un formulario de inscripción de un maratón… usamos herramientas visuales para ayudarnos a recordar nuestras metas y trabajamos más duro que nunca para hacerlas realidad.

- Los objetivos nos harán felices

Según Andy Smith, autor de Alcanzar tus metas: estrategias para transformar tu vida, “Estamos biológicamente programados a ser más felices si tenemos algún sentido de elección y control sobre nuestras vidas, que es lo que nos da tener metas y tomar acciones. Cambiamos de sentirnos como víctimas de las circunstancias de la vida o consumidores pasivos, en el mejor de los casos, a alguien que sabe que puede marcar una diferencia.”

En definitiva, por el objetivo de establecer y trabajar para lograrlas nos sentiremos  poderosos, fuertes, en control y, sobre todo, más felices.

- Nos sentiremos más recompensados en el camino

Los objetivos a largo plazo pueden tomar mucho tiempo para llevarse a cabo (son a largo plazo, así que no esperemos  resultados inmediatos).

Pero que la máxima recompensa tenga un largo camino y pueda tomar un montón de trabajo, no significa que no experimentemos ninguna alegría en el camino. Con cada desafío que superemos, nos daremos una palmadita en la espalda y sentiremos una sensación de orgullo por nuestra dedicación y esfuerzo. Y ese sentimiento positivo sólo nos inspirará a trabajar más duro, resultando en más satisfacción al tomar el control de nuestra vida. Es un hermoso ciclo donde seremos recompensados en cada paso del camino.

“Las personas con objetivos tienen éxito, porque saben a dónde van. Es tan simple como eso.”

Earl Nightingale


.









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...