miércoles, 21 de diciembre de 2016

Etiqueta básica en el lugar de trabajo




Etiqueta básica en el lugar de trabajo
Lina Toro

 BY: FIDEE
@educatoncolombi #educaton #pyme #pymesunidas #Protocolo

Las personas viven en sociedad, por tanto, todo ser humano se relaciona con los demás. Aunque cada persona tiene sus espacios de intimidad, lo cierto es que también existen momentos de compartir. Un ejemplo de lo importante que es compartir es la convivencia. La convivencia puede aplicarse a distintos puntos de vista. El más básico y fundamental, la convivencia en el hogar con los demás miembros de la familia muestra cómo es importante que cada uno tenga una actitud de respeto hacia el otro con el objetivo de que la convivencia sea agradable.

Lo habitual es establecer unas normas de convivencia básicas para crear un consenso.

La convivencia puede ser agradable o desagradable. Para que una convivencia sea agradable se requiere de la colaboración de todos los integrantes del hogar. Aun así, la vida no es como en las películas y lo natural es que a lo largo del día existen momentos de todo tipo, situaciones menos bonitas, posibles conflictos y discusiones porque convivir también es compartir diferencias de criterio y conocer al otro en sus manías y defectos.

Más allá del ámbito doméstico también se convive en sociedad. Y por supuesto, también se convive en el ámbito del trabajo puesto que los compañeros de oficina se relacionan entre sí y existe una jerarquía en los roles. El jefe manda y los empleados obedecen.

La convivencia muestra la inteligencia emocional del corazón humano que se basa en el respeto hacia el otro. Lo positivo es tener acciones que hagan la vida agradable a los demás. Una simple sonrisa mejora la convivencia. Al igual que palabras como gracias, lo siento y por favor.

En el entorno laboral todos necesitamos de todos para el logro de excelentes resultados y la prestación de un servicio de calidad que repercute en la satisfacción del cliente, en el bienestar de la empresa y de cada uno de sus empleados. El éxito depende del entusiasmo y la pasión que nos motive a hacer las cosas cada día mejor y del compromiso de trabajar en equipo buscando establecer relaciones llevaderas con nuestros compañeros de trabajo y encontrando en los problemas oportunidades para seguir adelante con innovación y creación. El reto y el compromiso deben nacer de cada uno de nosotros como integrante fundamental de este equipo de trabajo: Su empresa.

El aumento del dinero va encaminado al crecimiento del ser humano en base a su convivencia, dado que está establecido que si el ser humano se siente bien en el lugar de trabajo es altamente  productivo.

Hoy en día se puede notar ciertas personas que laboran estresadas, discuten a cada rato, se quejan de lo uno de lo otro; estas personas no están a gusto con su sitio de trabajo y lo que generan es mayor preocupación la cual la enfocan en un sentido negativo.

Mientras tanto notamos otras personas que son más prosperas que otras; pero ahí viene la pregunta de muchos porque?...


Simplemente se sienten felices con lo que hacen, lo realizan con un propósito y un objetivo, saben convivir con lo que tienen. Esa felicidad interna es lo que les va generando mayor porvenir, aunque cabe aclarar que las cosas van poco a poco.

En el lugar de trabajo pasamos bastantes horas al día, compartiendo el espacio con otros compañeros. Si cada uno hiciera lo que quisiera la convivencia sería imposible, por lo que hay que adaptarse y cumplir las normas establecidas, escritas o no.

El entorno de trabajo se convierte para muchas personas en el lugar en el cual pasa la mayor parte de su tiempo, es en este entorno en el cual las relaciones interpersonales toman una relevancia importante dado  su influencia sobre la calidad del trabajo en equipo que se logre desarrollar y este a su vez repercute en los resultados laborales y el logro de las metas individuales y comunes en la organización.

Promover entornos de trabajo que sean armoniosos y saludables es un compromiso de todos. Incluye desde las políticas y valores establecidos en la organización, las actividades que fomenten habilidades de comunicación y solución de problemas, generar espacios de integración y bienestar, entre otras, hasta el compromiso particular de cada persona en aportar una actitud de respeto y sana convivencia.

Es fundamental contar con relaciones sanas con los compañeros de trabajo para tener jornadas laborales agradables y productivas.

Es un hecho que poseer una convivencia sana con los compañeros de trabajo, muchas veces, no es fácil e incide de manera directa en la productividad y la disposición que se tiene frente a las tareas que se deben realizar. Para ser un profesional completo hay que saber manejar la inteligencia emocional, ya que si no es así, cualquier diferencia o discusión puede llegar a convertirse en un problema mayor que afecte de manera directa en el trabajo.

A continuación se presentan más detalladamente algunas “normativas” que resguardan el tener una buena convivencia:


Manual de Convivencia y/o Reglamentos de Trabajo: Es fundamental en las compañías contar con capacitaciones o re inducciones periódicas que entreguen información sobre las políticas y normas en la empresa.


Comités de Convivencia Laboral: Los Comités de Convivencia Laborales cuentan con una tarea específica que consiste en recibir, analizar y dar causa a los reclamos mostrados en diferentes situaciones de convivencia. Al momento de escuchar una queja se debe actuar de forma imparcial y objetiva frente las partes involucradas, brindando espacios de dialogo que generen compromisos entre ambas partes para lograr una solución a las problemáticas.

Mediciones de Clima Organizacional: En los momentos que se respira un ambiente negativo en el trabajo y no se lograr dilucidar la raíz del problema o qué es lo que está fallando en la organización, se  puede llevar a cabo alguna encuesta de Clima Laboral que ayuda a medir la percepción de los trabajadores sobre diferentes aspectos que influyen en la satisfacción en el ambiente laboral. Sus resultados son muy valiosos para definir acciones de mejora sobre aquellos puntos que puedan dañar la motivación de los empleados que conforman la compañía.

Capacitaciones de Competencias y Crecimiento Personal: Apunta a toda actividad que sea considerada un entrenamiento y capacitación, la cual entregue competencias y habilidades técnicas ligadas de manera directa con la productividad de los equipos de trabajo, que son significativas en desarrollo o fortalecimiento en los temas de convivencia.


En definitiva, si resulta ya es difícil tener una buena relación con los familiares, amigos o pareja, el llegar a poseer una buena convivencia con los compañeros es aún más complicado, pero se debe aprender a relacionarse y manejar de manera inteligente las diferentes situaciones que se pueden presentar para que no se vea afectado el rendimiento laboral y no se vuelva al final del día otra carga de trabajo el tema de convivir bien con el entorno.

En lo persona debemos seguir unas reglas básicas de convivencia  en el lugar de trabajo:


Comparto algunas de las principales reglas de etiqueta que ayudarán a impulsar un buen clima laboral. Tomemos en cuenta que para motivar este tipo de actitudes, debemos pregonar con el ejemplo y de ser necesario, ponerlo por escrito.

1. Evite comer en su escritorio. Sobre todo si se trata de alimentos condimentados o de olor fuerte, como atún o cebolla, ya que pueden resultar molestos para sus compañeros. No pasará nada si se desaparece durante un par de minutos para comer tranquilamente en el comedor.

2. No hable por teléfono sobre temas personales. Así de simple. A nadie le interesan sus conversaciones, así que haga el sencillo esfuerzo de salir al pasillo o a una sala de juntas libre. Nunca use el modo altavoz a menos de que esté  completamente solo.

3. No diga palabras altisonantes aunque esté muy molesto. Si se le dificulta controlarse, recuerde que este tipo de actitudes sólo demuestran su falta de respeto hacia los demás.


4. Si quiere escuchar música, use audífonos. ¡Esto es básico! No a todo el mundo le gusta el mismo tipo de música, por lo que no debe “forzarlos” a compartir melodías con usted.

5. Si va a prender o apagar el aire acondicionado, pregunte al resto de los compañeros. Sin embargo, tome en cuenta que trabajar con calor puede disminuir la concentración de las personas.

6. Ponga el celular en vibrador. Si su smartphone suena constantemente (y con la misma melodía), puede molestar a los demás.

7. No rocíe perfumes o lociones... a menos de que sea necesario o que los demás estén de acuerdo. Lo mismo ocurre con su propia loción; evite ponerse demasiada o que sea un aroma muy dulce.

8. Procure mantener su lugar lo más limpio posible. Trabajar en un lugar sucio y lleno de papeles puede afectar el desempeño de las personas y darle muy mala imagen.

9. No se ría como loco frente al monitor. Esto, además de ser molesto, es una prueba de que no está trabajando en algo importante, sino que está chateando con algún amigo o viendo videos en YouTube. Si va a distraerte durante un momento, sea discreto.


10. Aprenda  el nombre de todos sus colegas. Aunque tenga pésima memoria, intente recordar el nombre y cargo de todas las personas presentes en la oficina. No hay nada más incómodo que se refieran a uno como “hey, usted.”

11. Evite los ataques de ira o de llanto. Todos somos humanos, pero como líder o empleado no puede demostrar abiertamente sus emociones, ya que esto genera desconfianza entre el equipo. Si siente que no puedes controlarse, retírese y busque otro espacio.


12. No regañe a alguien frente a los demás. Además de ser una situación humillante para la persona que recibe la llamada de atención, es incómodo para quienes lo escuchan.

13. No chismees sobre sus colegas, empleados o jefes. Nada afecta más un clima laboral que este tipo de actitudes dañinas. Si hay algún tema que clarificar, hágalo pronto antes de que se corran rumores por toda la oficina.

14. Sea puntual. Si la hora de entrada es a las 8, a esa hora debe estar en la oficina, especialmente si es el líder. Llegar tarde puede considerarse falta de respeto y afectar los procesos y trabajos de todos los demás.

15. Pida las cosas prestadas. Sin importar qué tanta confianza tenga con una persona, no es correcto tomar sus cosas mientras no se encuentra en la oficina. Y obviamente mucho más incorrecto es no regresarlas.


16. Tenga cuidado con los apodos. Aunque usar apodos  puede ser un aspecto divertido que impulse la camaradería, también puede generar sentimientos negativos en las personas. Evite usar sobrenombres ofensivos.

17. Si está enfermo, evita el contacto. Si usted o alguien de su equipo contraen una enfermedad contagiosa, no deben asistir a la oficina para evitar que se propague. En caso de que lo haga, no saludes de beso ni de mano.

18. No interrumpa a sus  colegas ni invada espacios. Si tiene un cubículo definido, procure que todos sus adornos o accesorios estén en él y (obvio) nunca se quite los zapatos.

Estas son unas pocas reglas básicas de convivencia, póngalas en práctica para una sana relación con sus compañeros.

“El respeto mutuo implica la discreción y la reserva hasta en la ternura, y el cuidado de salvaguardar la mayor parte posible de libertad de aquellos con quienes se convive.”


Henry F. Amiel.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...