lunes, 17 de julio de 2017

Flexibilidad Estrategica







La flexibilidad estratégica, es considerada como el primer paso para que la adaptación a los cambios del entorno pueda llegar a producirse. El dinamismo de los entornos y las dificultades para mantener la ventaja competitiva, provocan que las empresas valoren la flexibilidad estratégica como uno de los principales imperativos actuales para triunfar en un determinado sector.



Se concibe la flexibilidad estratégica como la habilidad de mantener y ejecutar un amplio abanico de opciones estratégicas, con el que la organización pueda responder a diversas exigencias del entorno.



De esta forma, desarrollar habilidades para la flexibilidad estratégica, conlleva disponer de una amplia variedad de capacidades que permitan entender la naturaleza de los cambios en el entorno, así como conseguir la suficiente velocidad de reacción para que estas capacidades puedan ser activas de acuerdo con el ritmo que imponen los agentes externos. Es por ello, que la terea administrativa de flexibilidad es definida como una combinación entre variedad y velocidad de las capacidades organizacionales.





La conjunción entre la dimensión temporal y la dimensión intencional da lugar a cuatro maniobras estratégica (preventiva, protectora, correctiva y explotadora) , cuyos conceptos característicos son los que se detallan en cada una de las celdas.



La estratégica de flexibilidad preventiva, sucede cuando la organización pretende precipitarse a las transformaciones ocurridas en el entorno, tratando de sorprender a los competidores y dictando nuevas reglas de competición en su entorno estrategias tales como: (Sorprender a los clientes, Agregar valor extra más allá de tus productos o servicios, Eliminar las barreras de compra y el riesgo de sus clientes, Ponerle personalidad a su marca y construir una comunidad que comparta sus valores).



Las características de la flexibilidad preventiva son la versatilidad (facilidad para adaptarse a diversas funciones) y la agilidad (rapidez con que despliega las distintas acciones alternativas)





La estrategia de flexibilidad explotadora. Sucede cuando la organización implanta un conjunto de acciones, una vez que se ha producido la alteración del entorno, pretendiendo aprovechar las oportunidades de reaccionar rápidamente. Esta alternativa suele ser frecuente en empresas de alta tecnología, donde las futuras situaciones no pueden ser previstas,



En la estrategia de flexibilidad explotadora, la liquidez y la elasticidad se establecen como condiciones necesarias, para que la organización pueda explotar las oportunidades que se presentan en el entorno.



La estrategia de flexibilidad protectora, con la que la organización se prepara a futuros cambios, de forma que los daños que se deriven sean mínimos para la organización. Se trata de conseguir cierto grado de robustez para resistir o impedir los daños derivados de los cambios del entorno, así como recobrar la situación de origen en poco tiempo.



La estrategia de flexibilidad correctiva se refiere a la capacidad regenerativa necesaria para recobrar la situación inicial, aprendiendo de los errores y sufragando los daños ocasionados por una alteración del entorno. Es importante comentar el esquema deriva de las dimensiones variedad y velocidad de las capacidades para la flexibilidad, desencadenando una clasificación de los ámbitos de la flexibilidad.



Como resumen podemos decir que de las maniobras propuestas para que la organización enfrente el entorno la flexibilidad estratégica se clasifica



Si la estrategia ofensiva las maniobras serán preventivas y exploratorias

Si la estrategia defensiva las maniobras serán protectoras y correctivas





Por tanto, una organización debe poseer una combinación de capacidades que le permitan ejercitar las cuatro maniobras anteriores, dado que todas ellas pueden ser necesarias para responder a las exigencias del entorno.



Las maniobras preventivas engloban un conjunto de actuaciones encaminadas a dotar a la organización de un amplio rango de opciones estratégicas, así como generar las capacidades necesarias para abordar cada opción. SE trata de una alternativa para preparar a la organización ante imprevistos futuros, en los que pueda actuar para aprovechar tal oportunidad o amenaza. En cambio, las maniobras protectoras, aunque también se clasifican por su carácter anticipador, sólo se orientan al logro de un nivel de robustez en la organización que permita disminuir el impacto de tales imprevistos. En este sentido una empresa no plantea actuar para obtener rendimiento de la situación.



Una empresa, en la fase de pensamiento estratégico, debe considerar si es necesario incrementar su nivel de flexibilidad, y si lo encuentra necesario, cuál es el enfoque más efectivo a seguir, para lo cual se puede seguir los 14 pasos que presentamos en pantalla



1.      Identificar los potenciales cambios en el entorno.

2.      Evaluar la gravedad de cada uno de ellos.

3.      Considerar las opciones de flexibilidad.

4.      Analizar otros métodos para copiar los cambios medio ambientales.

5.      Diversificación.

6.      Inversión.

7.      Reducción del compromiso especializado.

8.      Flexibilidad de recursos.

9.      Desarrollar un núcleo de capacidades dinámicas.

10.  Enfocar y desarrollar el capital humano.

11.  Usar efectivamente nuevas tecnologías.

12.  Implantar estrategias valiosas.

13.  Desarrollar nuevas estructuras

14.  Desarrollar una cultura organizacional



Es por ello por lo que no sería posible determinar un conjunto de medidas que aseguren un nivel adecuado de flexibilidad estratégica para toda organización. El entorno y las características organizacionales de cada empresa, determinan un nivel necesario de flexibilidad estratégica y unas herramientas aceptables para cada situación.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...