miércoles, 6 de diciembre de 2017

Delegar no es Abdicar



Delegar no es Abdicar


Una cosa es confiar un trabajo a un colaborador de confianza y otra muy diferente es deshacerse de la responsabilidad y simplemente olvidar la tarea en cabeza de alguien más. Un líder debe conocer la diferencia.
Para algunas personas delegar equivale a ‘menos trabajo para mí, más trabajo para ti’, pero este concepto no puede estar más alejada de la realidad.
Delegar requiere acciones proactivas. Significa asegurarse de la planeación, de definir objetivos específicos, construir relaciones y redes de trabajo. Contrario a esto, la abdicación ocurre en el último minuto y es el resultado de la postergación, la falta de comunicación.
El primer error que un líder comete es encontrar argumentos para no delegar. No siempre se quiere perder el control sobre una tarea y ocultamos esta realidad con razones como “no hay personas preparadas en la empresa para delegar”, “las veces que he delegado, ha salido mal”.
Pero una vez que se ha decidido delegar, el líder no debe darse por desentendido; es necesario observar la tarea asignada. “Si un líder encarga una tarea, y no le hace seguimiento, no está delegando, está abdicando o declinando; de este modo no se merma la autoridad”.
La práctica de delegar debe ser una experiencia positiva, donde el líder debe confiar en la persona que elige para realizar el trabajo, el comisionado debe ser una persona competente y con un alto nivel de compromiso.
Debe tener los conocimientos y las habilidades que le permitan llevar a cabo el trabajo. Además de tener compromiso y disposición.
Los efectos de un buen proceso de delegación son el empoderamiento de las personas, nuevos aprendizajes y un buen desempeño de todo el equipo. Es un proceso en el que todos pueden ganar.
Los líderes deben atender los siguientes pasos:
1.                  Preguntarse: “¿estoy dispuesto a empoderar a mi gente?”
2.                  Valorar las competencias y el compromiso de la persona a la que va a delegar la tarea.
3.                  Establecer con claridad las expectativas con el delegado.
4.                  Proveer la supervisión necesaria para asegurar que el delegado cumplirá con éxito las tareas asignadas.
Algunas pautas para delegar de forma efectiva son:
Primero, identifique el trabajo que desee delegar. Documente la forma correcta de realizar este trabajo, paso a paso, incluyendo las normas de control de calidad para cada paso. Especifique claramente los resultados esperados. Entregue la información sobre qué, por qué, cuándo, quién, dónde y cómo.
Pídale a alguien que siga su Plan de Acción. Mantenga abiertas las líneas de comunicación. No sobre supervise, pero asegúrese de que lo mantengan al tanto de los progresos y el rendimiento del trabajo delegado.

Comprar Aqui


1 comentario:

  1. I really appreciated your post, This would really provide the great information. Thanks for the post.
    acupressure mat

    Keep Posting:)

    ResponderEliminar

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...