viernes, 20 de abril de 2018

Caso de estudio Global Brokers Asociados S.A

Caso de Estudio Global Bróker Asociados S. A.



 #REMATE  #VIVIENDAUSADA #Conciertoparadilinquir  #ética #engaño #falsasventas

BY: Maria claudia Gómez londoño


Se autoriza el uso de esta publicación haciendo la cita respectiva de la siguiente manera: Gomez, M.C. (2018), Caso de estudio Global Brokers Asociados S.A, FIDEE, Barranquilla

1.1.   Algo de historia[1]: 


Centro de Negocios - Bienes Raíces Global Brokers Asociados se autodefinía como una firma de gran reconocimiento en el mercado inmobiliario con trayectoria de responsabilidad, honestidad, y profesionalismo, presentando soluciones y alternativas a través de su centro de negocios. 

Global Brokers Asociados S.A. con base en la publicidad pública, era una firma que se especializada en los portafolios de servicios de “Bienes Raíces” ofreciendo oportunidades de inversión inmobiliaria en el mercado por la vía de cesión de derechos de crédito o negociaciones con deudores hipotecarios, facilitando asesoría, simplificando la transacción para toma de decisiones de adquisición, brindando respaldo y seguridad a los inversionistas que se decidían por la compra inmuebles, a precios atractivos.  

En los documentos públicos, se establece que Global Brokers Asociados S.A nace en el año 2001. Cuando un grupo de profesionales, juntaron sus experiencias para formar una compañía con una reputación solida en el ofrecimiento de oportunidades únicas de negocios para potenciales inversores y compradores. 

La empresa afirmaba contar con profesionales altamente capacitados y con experiencia de más de 15 años en el mercado de remates y bienes raíces y a finales del 2012 contaba con sucursales en: Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Valledupar, Montería, Sincelejo, Riohacha, Santa Marta


1.2.   El concepto de servicio al cliente[2]




En la página web, el brouchure de la compañía y en las oficinas de exhibía que su fin era:
·         Garantizar a sus clientes seriedad, honestidad y cumplimiento en las negociaciones realizadas. 

·         Prestar asesoría correcta para la compra y venta del bien inmueble en el cual su cliente esté interesado 

Declaraban puntualmente 

·         “El cliente es nuestra razón de ser; por eso todas nuestras fuerzas y actividades están dirigidas a su satisfacción”.

·         “La calidad es la constante de todas las etapas, actividades, tareas y procesos desarrollados para nuestros clientes”.

·         “La ética es la base de todas las acciones y decisiones, que repercuten en el beneficio de nuestros clientes y, por ende, de nuestra compañía”. 


Los Valores Corporativos que promulgaban 

Profesionalismo, innovación, trabajo en equipo, lealtad, honestidad.



1.3.   Historia del Consumidor




A finales del año 2014, el medio informativo Zona Cero de la ciudad de Barranquilla destapó lo que podría considerarse como una de las mayores estafas cometidas en Barranquilla, la de Global Bróker. 

Para el año 2012 tenía unos ahorros resultado de la liquidación laboral de una empresa para la cual labore. En conversaciones con mi esposo decidimos invertir en un pequeño apartamento para arrendar, es así como nos pusimos en la tarea de buscar un predio que se ajustará a nuestro presupuesto, después de visitar muchos inmuebles, vimos un aviso de venta de un apartamento que estaba consignado en la empresa inmobiliaria Global Bróker.  

Contactamos la empresa, se nos asignó una vendedora (Paola de la Rosa) quien nos agendo una cita y al momento de llegar a conocer el predio se encontraba otra vendedora con una señora también interesada en el mismo bien. Personas que hoy veo como parte de la estrategia que utilizaba la empresa para generar una venta inmediata, bajo la presión de no perder la oportunidad de compra del predio. Y, si no era un montaje, era la segunda víctima a la que le podían vender el mismo predio, como lo hicieron en muchos de los casos. 

En efecto el apartamento cumplía todas nuestras expetativas, de precio, ubicación y entrega. Este estaba habitado por una inquilina que se comprometió a hacer entrega de este en 15 días, a lo que no vimos problema, tiempo que correspondía según la vendedora, al mismo periodo de tiempo que tardaría la inmobiliaria en negociar y pagar la hipoteca del inmueble que se encontraba para remate del bien y dejar legalizado todos los problemas del predio para hacer entrega. 

En ese momento la vendedora, llama a la gerente de la inmobiliaria quien le informa que si queremos el predio debemos consignar inmediatamente el 50% del dinero ya que la potencial compradora que se cruzó con nosotros en el apartamento estaba en su oficina proponiendo comprar del predio, para el día siguiente.  

Inmediatamente, el mismo día, 15 de Julio del 2012 hicimos la compra del apartamento a Global Bróker a través de su vendedora, fuimos junto con ella al banco, hicimos la transferencia de dinero y nos trasladamos a la oficina para hacer los correspondientes documentos de promesa de compra venta. Hasta este momento, todo marchaba muy bien, no había problema, además que las oficinas de Global Bróker generaban mucha confianza, estaban ubicadas en un Centro de negocios, contaban con dos oficinas muy grandes, una en el primer piso donde funcionaba el área administrativa y una en un segundo piso con entrada independiente donde funcionaba el área de ventas. 

Una vez se firmaron los documentos, se legalizaron, ya podíamos esperar los 15 días para la entrega. De tal manera que mi primer contacto después de la compra se realizó el 1 de agosto del 2012 a través de la vendedora. Quedamos de pagar el resto del dinero el día de la entrega para hacer escrituras. La vendedora, una joven egresada de una prestigiosa universidad donde mi esposo había sido docente, y el encargado de legalizar los predios para la entrega un abogado, igualmente un joven egresado de una prestigiosa universidad. 

Antes de consignar y con el ánimo de verificar ese mismo 1 de agosto del 2012 pasamos por el predio y nos dimos cuenta de que ya el apartamento había sido desocupado, conforme nos lo informó la vendedora vía telefónica, lo que nos dio tranquilidad y no quisimos llamar a la inmobiliaria dando lugar a que concluyeran los tramites. El día 7 de agosto del 2012, nos informan que debemos consignar el excedente, e ir a la inmobiliaria para programar la entrega, y así lo hicimos. Al llegar, nos invitan al apartamento, nos muestran que están cambiando una puerta deteriorada y que lo iban a pintar para su entrega, nos pareció perfecto dimos la espera solicitada. De la misma manera el abogado de Global Bróker nos informa que habían iniciado los trámites de pago de la hipoteca y este proceso se había complicado un poco pero que ya no había dificultad. El día 27 de agosto, nos llamó el encargado de la entrega, 27 días posteriores a los establecidos y nos informó que harían entrega del predio. A pesar de la demora, no hicimos ninguna reclamación, entendíamos que era un predio en remate y requería de algunos trámites, además del mantenimiento que estaban haciendo para realizar la entrega. Este último aspecto nos demostraba mucho más la aparente seriedad de la compañía.  

Así se hizo, tomamos posesión del bien comprado, desde el 7 de agosto se había pagado el excedente y nos informaron que las escrituras tardarían un mes mientras el Banco terminaba el proceso de remate y todo lo que ello acarrea. La solicitud del abogado no nos despertó sospecha, ya teníamos posesión y dominio del bien, un documento firmado con un compromiso y todo legalizado dentro de los parámetros ya establecidos.  

Pasó el mes, y me comencé a inquietar, pues la administración del edificio nos informó que aún no estaba al día en los pagos de la administración del apartamento, le propuse a mi esposo que fuéramos a la inmobiliaria. Lo hicimos, pero sentí una gran desconfianza en ese momento y me preocupé. Comencé a hacer averiguaciones, y la niña que nos vendió el predio se nos escondía, el abogado que nos entregó el mismo, manifestaba que su labor era logística y él había cumplido, íbamos a la empresa y no estaba el gerente. 

Nuestra primera decisión presionar para el pago de la administración del apartamento y así lo hicimos durante una semana permanente, presionando a la vendedora a través de correos electrónicos, ya que no respondía a la llamada, donde finalmente logramos junto con ella el pago, pero la vendedora renunció a la empresa. Hoy entiendo el porqué, una mujer joven que se ve envuelta en un negocio fraudulento que desconoce y personalmente pienso que fue tanta mi presión que la chica reaccionó y renunció al poco tiempo. 

Me puse en la tarea de estudiar a la empresa, fuimos a Cámara de Comercio a comprar un Certificado de Tradición, me llamó la atención que el capital de la empresa era de muy baja cuantía, y en repetidas ocasiones cambiaban el representante legal y el gerente, lo que denotaba poca estabilidad. 

Comenzamos en la búsqueda del representante legal, pero era como buscar una aguja en un pajar. Decidí visitar la página web y encontré una página que sin ser la mejor construida, vendía seguridad, una foto con un staff de empleado grande, que correspondía a los empleados conocidos por nosotros al momento de su visita, unas instalaciones lujosas y sedes en varias ciudades de Colombia, como en Bucaramanga, Cali, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Valledupar entre otros. 

Una vez vi una estructura tan sólida en la red, comencé a llamar a los gerentes de cada sucursal, todos evadían la responsabilidad, y comencé una tarea permanente de seguimiento llamando en el día unas 20 veces hasta que me atendieran, fue entonces cuando recibí una llamada de José Gregoria Pérez Arteaga quien fungía como gerente recién nombrado según sus palabras y que se encontraba en trámite de inscripción en Cámara de Comercio con ese cargo, el señor en mención me manifestó que nos visitaría el abogado de la empresa para hacer un compromiso. 

A nuestra casa llegó un señor moreno que en su presentación y apariencia no tenía cara de abogado, aunque su discurso sí. Llegó con un discurso intimidante, manifestándome que lo que yo estaba haciendo era persecución y podría ser demandada, en ese justo momento mi esposo le manifestó que nos gustaban las cosas serias y que lo estábamos grabando para quedar con un compromiso establecido, motivo por la cual el mencionado abogado cambió de discurso y se comprometió que en una semana harían las escrituras, ya que la entidad bancaria no había cumplido los compromisos. 

Una vez salió este hombre de nuestra casa, me dirigí al banco a conocer el estado de la hipoteca, y en efecto nos habían mentido, Global Bróker no había hecho ningún pago, el predio seguía en remate. Fue mayor nuestra preocupación.  

Con la administradora del edificio conseguí los datos de la dueña del predio, quien contacté en la ciudad de Cali, esta señora ingenuamente había firmado traslado del bien a orden al Global Bróker donde ellos pagarían las deudas con la venta del predio, pero la señora lo que no sabía era que ella seguía como titular de la hipoteca y la correspondiente deuda, continuaba siendo la deudora de la administración y para acabar de complicar las cosas no tenia la posesión del bien. Le informé a la señora lo sucedido, pero no tuve eco, confiaba en la inmobiliaria y no le preocupa lo sucedido. La reacción de la señora me dejó claro que por este medio no lograría hacer presión para que me cumplieran y deje mi intención de seguir en conversación con ella. 

Mientras todo esto ocurría ya era el mes de octubre, y continué llamando a las sucursales, pero ya no respondían. 

A principios del mes de noviembre sentí un impulso interno y le manifesté a mi esposo que me iría para la empresa, me prepare con una grabadora oculta. El no me dejó ir sola y me acompañó, al llegar ya no me iban a dejar entrar, me entré literalmente en un descuido del portero e ingresé a la gerencia sin dar tiempo a nada, hice lo que nunca pensé, me entré literalmente a la brava, empujé la puerta y me senté. Estaba el señor José Gregoria Pérez Arteaga, gerente y me atendió muy bien, más bien preocupado por ver mi decisión, le manifesté que, si en 24 horas no pagaban la hipoteca y me hacían las escrituras una vez legalizado esto, yo me encargaría de llevar el caso de ellos de los medios de comunicación, para ese momento me había conseguido el teléfono de Séptimo Día[3] y pensaba entregar mi caso muy seriamente.  

Me he dado cuenta de que las empresas le tienen miedo al programa de Séptimo día, ya que este programa y su director Manuel Teodoro, gozan de credibilidad y saben que una denuncia hecha a través de este medio prospera. De tal manera que este señor se preocupó, simultáneamente acudí a mi instinto de mujer y madre y comencé a interrogar a este hombre por su mamá y por el trabajo que él estaba desempeñando, una de mis preguntas puntuales fue ¿Usted que haría si su mamá tiene unos ahorros que quiere invertir para tener un ingreso mensual y ella cae en manos de personas inescrupulosas y la roban?, ¿Su mamá que puede pensar de usted, si se entera que usted apoya y ayuda a una empresa a quitarle sus ahorros a una adulto mayor?, ¿Qué le va a decir a su mamá cuando vea en los medios titulares donde reporten que usted ayudó a estafar a una persona?. Mis preguntas fueron premonitorias, ni porque supiera que al poco tiempo iba a suceder exactamente lo dicho por mí. 

Este hombre que siempre fue muy atento a pesar de mi carácter y mi disgusto, no se si lo sensibilice o si me actuó, pero se puso a llorar y se me comprometió a hacer el pago como le exigí y una vez el banco liberara el bien harían escrituras.  

Logré que el 15 de noviembre del 2012, me informa la vendedora que el abogado iba a levantar la hipoteca, pues ella no tenía facultad en la toma de decisiones y por eso no puede enviar un soporte del pago. Mientras tanto, yo continuaba enloqueciendo al personal de la empresa llamando a mañana, tarde y noche. 

El 29 de noviembre recibo un mail el señor Pérez donde me adjunta el recibo de pago de la hipoteca al Banco y me indica los tramites que deben hacer a partir de ese momento.  

A pesar del pago de la hipoteca, continué con mi literal acoso para que me cumplieran y el 15 de enero del 2013 recibo un mail del señor Luis Guillermo Arellano, Asesor Jurídico de la firma y me dice literalmente: 

“Adjunto le envío la consignación a favor del banco Colpatria, correspondiente a la elaboración de las escrituras de cancelación de la hipoteca, la cual tiene un término de 10 días hábiles para ser entregada, debido a que esto proviene de una notaria de la ciudad de Bogotá, esta escritura debe ser registrada en la oficina de instrumentos públicos junto con los oficios de desembargo, que nos permitirá tener el certificado de tradición y libertad libre de hipotecas y gravámenes, en un término de 5 días hábiles, para posteriormente proceder a realizar correr escrituras de compra y venta a favor de usted” 

Como podemos ver, estamos en este momento a seis meses de haber entregado el dinero, de haber realizado la compra y apenas ellos estaban haciendo los desembolsos del dinero para el pago de las obligaciones que debieron pagar el mismo mes de julio.   

El 16 de enero recibo un mail del señor José Pérez, donde me adjunta el pago de impuestos del predio.  

El 31 de enero después de llamar mucho y no recibir respuesta, de telefonear a las sucursales y tampoco, decido ir a la oficina del Señor Pérez y me llevo la sorpresa que el problema ya estaba siendo evidente, se veía gente a las afueras de la oficina y el vigilante me informa que ellos ya se están yendo de la oficina y las oficinas del segundo piso ya estaban cerradas, lo que me alerto y me imagine que se iban a volar. 

Inmediatamente le escribí un mail al señor Pérez informando que iría a la fiscalía a colocar una demanda por estafa directamente a él y que llevaría todos mis soportes de compromisos con él. Este hombre se asustó mucho e inmediatamente me envió la escritura del Banco con la cancelación de la hipoteca. 

El 5 de febrero me envío el pago de los recibos que había que pagar en la gobernación y el 9 de febrero me enviaron los recibos que pagaron en la alcaldía. Yo mantenía mi tónica de llamar a mañana, tarde y noche 

El 15 de febrero del 2013, diez meses después de la compra, recibo el siguiente mail de José Pérez: 

“Adjunto suportes por pago requerido por la alcaldía de Barranquilla, con el cual le emiten resolución a la oficina de Instrumentos Públicos, para dejar libre de gravámenes el apartamento negociado por usted y GBASA, conversando con el servidor público que tiene toda la disposición de ayudarnos, nos comenta que desde hoy le da celeridad al caso, para que el día 19 nos acerquemos nuevamente por su despacho para darnos fecha exacta de la emisión y entrega de la resolución y a su vez nosotros gestionar de forma inmediata con la oficina de instrumentos públicos lo pendiente por parte de este ente, nuevamente el día 19 la estaré molestando poniéndola al tanto de la gestión y así poder escriturarle” 

El día 25 de febrero del 2013 recibo con gran alegría el mail tan anhelado, se me solicitan copias de nuestras cedulas con el propósito de ordenar escrituración. Es así con el 30 de febrero logramos lo propuesto y con profunda tristeza, porque justo en el momento que concluimos con éxito nuestra escritura, en la misma notaria me enteré de personas que llevaban solicitando el cumplimiento por parte de esta empresa de hace un poco más de tres años. 

Posteriormente los medios sacaban en grandes titulares el caso de Global Brokers Asociados S.A., una sociedad que se dedicaba a ofrecer “oportunidades de inversión inmobiliaria por la vía de cesión de derechos de crédito o negociaciones con deudores de hipoteca”, y lo que les dio la oportunidad a dicha compañía de estafar a cientos de personas y que gracias a mi obstinación y persistencia logramos salvar lo nuestro. 

Muchas personas invirtieron sus ahorros, cesantías, liquidaciones laborales, y otros muchos acudieron a préstamo (incluyendo paga diario), para comprar la casa de sus sueños. Zona Cero destapó la estafa, titulada “Pagaron para comprar casa y no les dan ni vivienda ni la plata: ¿otra “pirámide”?”, fueron reseñados los casos de Luis Ernesto Rodríguez Urrea, Samuel Antonio Zapata Cervantes y Julio César Leal Suárez. Posteriormente me enteré de que el gerente que nos atendió y nos solucionó el problema está también preso y hacia parte de la red de estafa. 

Ellos hacían lo siguiente

·         Firmaban con el cliente una “Oferta de Seriedad”, en la que se establecía el valor del inmueble y de los honorarios. Estos últimos de obligatorio pago antes de suscribir el definitivo “Contrato de Gestión o Mandato”.
·         Establecían un plazo de entrega de 30 días, que luego se extenderían a 180 días y otros 120 días más para la supuesta devolución del dinero en caso no cristalizarse la negociación.
·         En este caso, el cliente no tenía derecho a recibir intereses ni reclamar sumas distintas a las pactadas. Es decir, únicamente, en el eventual caso que ocurriese, recibirían el valor neto pagado.  

Conocí el caso de inmuebles que fueron vendidos a tres personas distintas. Las noticias no se hicieron esperar y hay cientos de artículos en la red, donde denuncian casos de personas estafadas por Global Bróker. Posteriormente por los medios me enteré de que el supuesto abogado que me visitó en mi casa y trató de intimidarme con una demanda por mi acoso a todas las oficinas del Señor Eduardo Vargas dueño de la compañía, no era el abogado, sino un amigo del señor Vargas que trabajaba en su seguridad. 

De la misma manera me enteré de que tanto el supuesto abogado y el Señor José Gregorio Pérez Arteaga se entregaron a las autoridades y actualmente se encuentran presos por estafa agravada, concierto para delinquir, captación ilegal y falsedad en documento privado. A continuación, comparto la estructura de la organización donde cayeron más de 370 víctimas,


Hoy recuerdo que en su momento pensé que José era víctima del dueño y lo aconsejé en muchas ocasiones para que se retirara, pues él fue una buena persona y me resolvió mi caso, así su motivación fuera el miedo a un escándalo antes de lo esperado.

1.1.   Algunas reflexiones


A continuación, los invito a que hagan algunas reflexiones respecto al caso presentado y enunció algunas preguntas.
¿Cuál es su percepción en relación con las acciones realizadas por la empresa Global Bróker, que en su brochure se compromete con: “El cliente es nuestra razón de ser; por eso todas nuestras fuerzas y actividades están dirigidas a su satisfacción”; “La calidad es la constante de todas las etapas, actividades, tareas y procesos desarrollados para nuestros clientes”; “La ética es la base de todas las acciones y decisiones, que repercuten en el beneficio de nuestros clientes y, por ende, de nuestra compañía”.?

¿En qué fallo el cliente que relata su situación con Global Bróker?

¿Qué piensa usted del adagio popular “el vivo vive el bobo y el bobo de papá y mama”? y contrástelo con el caso de Global Bróker.

¿Cuál es el aprendizaje que infiere del caso Global Bróker, para usted y la organización en la que labora?

Bibliografía: 

Periódico el Heraldo 1 de Julio de 2016
Periódico el Heraldo 22 de diciembre 2016
Periódico el Heraldo 25 de septiembre 2017


[1] Brouchure Global Brokers Associados S.A. 
[2] Brouchure Global Brokers Associados S.A. 
[3] Es un programa periodístico realizado por Caracol Televisión, presentado por Manuel Teodoro y María Lucía Fernández y transmitido los domingos a las 9 p.m. en Colombia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...