jueves, 2 de agosto de 2018

No confunda las emociones positivas con sensaciones placenteras


No confunda las emociones positivas con sensaciones placenteras


Todos buscamos la felicidad. Cada uno a su manera. Para algunas personas, resulta relativamente fácil conseguir un cierto bienestar. Para otras, es más difícil. Sin embargo, la felicidad es algo que se puede aprender, desarrollar, entrenar y mantener en forma ¿Y cómo se consigue? Pues, aprendiendo a manejar los pensamientos y la percepción que tenemos del mundo que nos rodea. Y todo esto, que ya nos han estado diciendo humanistas y profetas de todas las épocas, en la actualidad, ha sido confirmado con pruebas científicas.
Es importante distinguir la felicidad momentánea del nivel de felicidad duradera. La felicidad momentánea puede aumentarse fácilmente, como comiendo chocolate, viendo una película de su gusto, con un masaje o comprando un vestido No confunda las emociones positivas con sensaciones placenteras.
El reto está en aumentar el nivel de felicidad duradera.  
El monje feliz, dice que la causa de la felicidad no es ningún misterio, ni precisa de gracia divina; se llama plasticidad de la mente, o sea, la capacidad de modificar físicamente el cerebro por medio de los pensamientos que elegimos. Al igual que los músculos del cuerpo, el cerebro desarrolla y fortalece las neuronas que más utilizamos. O sea que la felicidad, es un asunto del espíritu; no depende de nada ni de nadie externo a la persona; la clave está en el interior de cada uno. 

La Fórmula de la Felicidad


Las personas pasan su vida buscando ser felices. Algunos lo logran cuando cumplen sus metas, otros cuando hacen un trabajo que les gusta, al conseguir dinero, éxito o reconocimiento. Existen razones como personas en el mundo. 
Pero ¿Qué es exactamente la felicidad? Y lo que es más importante: ¿Cómo se obtiene? ¿Existe alguna fórmula?
Hay días que nos sentimos muy bien, y días en que la vida parece un martirio, y no siempre sabemos por qué. A veces parece que la felicidad es una cosa caprichosa que viene y va cuando quiere, sin que nosotros podamos controlarla.
Pero la realidad es que la felicidad sigue una regla muy simple. La fórmula de la felicidad existe, y si la conocemos, podemos entender perfectamente cómo funciona y cómo obtenerla.
Pero la pregunta es ¿Cuál es la diferencia entre las personas felices e infelices? Martin Seligman, manifiesta que las personas felices son extremadamente más sociales. Entonces no es porque sean más religiosos, ni porque tengan mejor estado físico, ni porque tengan más dinero, ni se ven más hermosos, ni pasan por más eventos buenos y menos eventos malos… nada de eso.
El psicólogo diferencia entre tres tipos de vida felices:
Vida placentera: Una vida donde se tienen todas las emociones positivas que se puedan tener y las habilidades para amplificarla.


Pregunte por nuestro curso online de la Felicidad y obtenga el bono del 50% de descuento aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.

YouTube Music y YouTube Premium en Colombia.   @educatoncolombia #youtube #youtubeMusic #youtubePremiun YouTube Music...