sábado, 26 de enero de 2019

El buen estado de ánimo en el trabajo y sus beneficios✅


BY: FIDEE
@educatoncolombia #feliz #OficinaFeliz #FelicidadEnElTrabajo



Para hablar de este tema, lo primero que debo decir es un refrán popular con el que fui educada “Ni tanto que queme el santo, ni tan poco que no lo alumbra” es decir, hay que hacer las cosas en su justa medida, y en la medida de lo posible establecer un cuidadoso equilibrio en lo que se va a realizar o decir, para no caer en ningún extremo, ni en lo positivo ni en lo negativo.
Actuar con racionalidad, pensando siempre en los efectos y consecuencias. El buen humor en el trabajo es importante para el crecimiento profesional, ya que la calidad del ambiente de trabajo impacta directamente en el compromiso y motivación del colaborador. Un ambiente en el que falta el humor y las buenas relaciones eleva mucho el riesgo de enfermedades originadas en el estrés.
Creámoslo o no, el desempeño en el trabajo tiene que ver con el estado de ánimo. Tener un buen estado de ánimo, es muy importante especialmente para quien desempeña un cargo de liderazgo, pues ayuda a mantener un ambiente relajado y fortalece su papel de conducción frente al equipo.
Y para ello debe:
Trabajar en lo que le gusta: ¿No está feliz en su trabajo? Para tener buen humor en un ambiente de trabajo es importante que haga aquello que le gusta hacer, con lo que más se identificas. No podrá mantenerse alegre si lo que hace no le da placer.
Solucionar las molestias: Si existe un entorno que le hace sentir incómodo, encuentre una solución cuanto antes. Guardar sentimientos negativos perjudica e incrementa su insatisfacción.
Compartir el buen humor: Nadie logra mantener el buen humor en el trabajo por sí solo. Es importante cultivar la amistad, ser proactivo, participativo. Conversar, contar algo gracioso, comentar algo que le pareció interesante y sonreír. Ser simpático y empático con los compañeros ayuda a mantener un estado de ánimo positivo.
Aprender a reírse de uno mismo: este es el camino más sencillo hacia la paz interior. También hacia la resiliencia y el buen ánimo. No es tan fácil como parece, ni se trata de una capacidad que nazca de la noche a la mañana. Vivimos en una sociedad en donde todos juzgan a todos. Y lo hacen, muchas veces, sin ningún tacto. Esto es fruto de la inseguridad colectiva. Aprender a reírse de uno mismo es una vía para independizarse de la opinión de los demás y es aprender a juzgarse con bondad.
Peor, el exceso de buen humor es perjudicial
Si mantener el buen humor en el trabajo le ayuda en su vida profesional, el exceso le perjudica. Pues lo puede llevar a perder el norte, lo que le impide alcanzar metas y objetivos, deja de ser eficiente y eficaz, llevándolo a perder el sentido de la ubicación del contexto donde se encuentra, pudiendo caer en la repelencia.
Puede perjudicar su desempeño, hacerle perder de vista el negocio y perder la concentración en sus responsabilidades. Debe tener en cuenta que los espacios de humor tienen su momento y lugar. Antes de hacer un comentario gracioso, evalúa si cabe en esa circunstancia.
Contar con un buen estado de ánimo en el trabajo es un atributo extra para cualquier colaborador, pues permite destacarse en sus relaciones profesionales. Además, un buen ambiente laboral permite unir a los equipos y aumentar la productividad.
La calidad del ambiente laboral impacta directamente en el compromiso y motivación del colaborador. Un ambiente en el que falta el humor y las buenas relaciones eleva mucho el riesgo de enfermedades originadas por el estrés.
Y recuerde, un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio, y así será feliz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

8 funciones del ejecutivo para administrar el tiempo exitosamente

  1.                   Definir metas y objetivos: debe conocer las metas y objetivos generales de su empresa, desarrollar las de su propia á...