domingo, 20 de enero de 2019

Vinos y maridaje✅


@educatoncolombia #vinos #vinosymaridaje #maridaje

El maridaje de vinos es un tema de controversia, creado en torno al mundo de la enología, pero más allá de la norma de: los pescados con vino blanco y las carnes con vino tinto; lo cierto es que con la variedad de uvas, bodegas y vinos que se han propagado en los últimos años, fusionado a la cultura gastronómica de hoy en día, han hecho que las normas en el tema de maridaje de vinos y comidas se compliquen un poco.
En cualquiera de los casos, elegir unos u otros vinos para acompañar a los platos que compongan un menú dependerá del tipo de alimentos que vayamos a preparar, la forma en la que los prepararemos y del gusto personal de nuestros comensales. 
Además de las normas, lo cierto es que sí que hay ciertos consejos que se pueden seguir para entender cómo funciona la unión de sabores y aromas entre los diferentes vinos y comidas.
1. Piense en el menú como algo integral
Piense en los elementos que conforman un menú entendiendo que todos ellos hacen parte de una composición integral, porque hay que comprender el papel que cada tipo de vino puede desempeñar en un menú.
Como regla general, se puede decir que nunca serviremos un vino con mayor cuerpo precediendo a un vino más ligero. De lo contrario, corre el riesgo de que el segundo vino resulte insípido al paladar del comensal.  Por lo general, acompañamos las entrantes y primeros platos con vinos blancos o rosados, seguidos de vinos tintos jóvenes, tintos más maduros y finalmente, rematemos el menú con vinos generosos y dulces.
2. Asociación versus contraste
Puede acompañar platos con vinos en función de dos principios fundamentales: por asociación o por contraste. 
Cuando lo hace por asociación, intente que los platos y el vino se complementan. Puede asociar por color, por temperatura, por textura, por sabores… según esto, puede atar pescados blancos con vinos blancos, postres con vinos dulces.
Cuando se hace por contraste, busca el equilibrio entre platos y vino a través de las sensaciones opuestas que ofrecen. Por ejemplo, equiparar una comida muy picante con un vino tinto con gran contenido en alcohol es un error, porque el plato y el vino producen sensación de calor y es molesto para los comensales. En lugar de ese vino tinto, es más adecuado acompañar con un blanco seco, que da sensación de frescura. 
Si tiene dudas sobre cuál es el maridaje ideal de los vinos lo invito a que vea el siguiente video que le será de gran ayuda.



Si quiere aprender a catar vinos entre aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El éxito de un proyecto en 7 pasos ✅

El éxito de un proyecto en 7 pasos El responsable de la gestión de un proyecto debe combinar determinación y flexibilidad; ...