martes, 23 de junio de 2020

La autopromoción “La clave para avanzar profesionalmente”✅




La autopromoción “La clave para avanzar profesionalmente”

La autopromoción es una herramienta esencial para que cualquier profesional pueda destacarse en su medio. Hablar abiertamente sobre sus logros en el trabajo y en otros ámbitos puede resultar difícil, pero es la única forma de asegurarse de que los demás serán conscientes de la experiencia y el talento que tiene.

La autopromoción puede abrirle las puertas de negocios que de otro modo estarían cerradas, además de conseguir que más gente conozca su nombre y la calidad de su trabajo. Con el aumento de la competencia, esta es una herramienta que se vuelve esencial para sobrevivir a cualquier mercado.

Pero ¿Qué es la autopromoción? La autopromoción consiste en saber comunicar a las personas relevantes, las habilidades y los valores que usted puede aportar a su empresa o al sector en que se desempeña. Así estan al tanto si usted es la persona más adecuada para el cargo u oferta laboral que requiere de esos servicios profesionales la empresa u organización que está demandando el cargo u oficio, puede tomar la mejor decisión posible a la hora de contratar.

El término autopromoción se refiere a planificar y ejecutar estrategias direccionadas a la divulgación de las propias calidades, generalmente en el contexto profesional y el objetivo es alcanzar más clientes potenciales al destacar sus servicios tal cual lo hace una empresa con los productos que están a la venta.

La autopromoción es un proceso que consiste en evaluar su trabajo, en analizar sus habilidades e iniciativa y usarlo todo para avanzar en su profesión. Documentarse es decisivo y fundamental en el éxito profesional.

Pero ¿Por qué cuesta tanto autopromocionarse? La gente suele confundir la autopromoción con alardear. Si busca el significado de autopromoción la primera definición que encuentra es: la acción de promocionarse o publicitarse a uno mismo o sus acciones de forma especialmente enérgica. El secreto está en tener clara la sutil distinción entre el alarde y la autopromoción exitosa.

Por lo general, a las personas les da miedo autopromocionarse. Mis clientes me suelen comentar que una voz interior les dice que no deben presumir. Es algo cultural: en general resulta muy difícil presumir y autopromocionarse.

Y ¿Por qué es importante la autopromoción? Menos del 10% de personas que se presentan a una oferta de trabajo llegan a tener una entrevista. Si hay diez personas igual de competentes y capaces, usted necesitará un valor añadido que le haga sobresalir. Por eso es importante la autopromoción.

Se estima que cerca de un 85% de los trabajos se consiguen a través de redes de contactos. Por lo tanto, saber comunicar sus habilidades con confianza a un grupo de personas de su red de contactos es sin duda fundamental. Los estudios han demostrado que ser capaz de autopromocionarse aumenta las posibilidades de conseguir un trabajo, una asesoría, una consultoría, y auditoría, o un concepto empresarial y le permite conseguir una posición en la que realmente pueda progresar.

Cuanta más precisión tenga a la hora de explicar sus talentos, sus cualidades y los logros que ha alcanzado, mejor será la decisión que tomarán sobre usted. La autopromoción puede ayudarle a descubrir un potencial desconocido. Verá que realmente funciona.

La autopromoción, como cualquier otra técnica, requiere práctica y atención. Y los pasos son:

1.    Crear una lista de logros
2.    Recoger y analizar comentarios de amigos y compañeros de trabajo
3.    Crear un morral de confianza
4.    Estructurar su pitch
5.    Usar los canales correctos
6.    Manejar el feedback
7.    Hacer alianzas

Primero, puede anotar los aspectos que le hacen destacar. Hagamos un pequeño ejercicio, lo invito a que intente anotar las cualidades que le hacen destacar. Muy seguramente al principio se va a sentir que no merece lo que escribe. Pero en realidad todo debe ser cierto, pero usted es el que menos cree en sí mismo, y ese es el problema. Probablemente sea la primera vez que se ha parado a pensar en sus logros. Debe venderse, no dando crédito a las empresas para las que ha trabajo sino diciendo todo lo que ha aportado a esa empresa y ha conseguido para ella y en ella.
Anote todos estos logros y téngalos a la mano para compartirlos.

Segundo, Envíe un correo electrónico a sus compañeros o excompañeros de trabajo y pregunte ¿cuándo fue la última vez que hizo algo extraordinario en la empresa? ¿Qué fue? Y posteriormente pregúnteles: ¿tres cosas que ellos valoran laboralmente de usted?

Tercero, cree su morral de confianza. Para autopromocionarse con más confianza, practique cómo expresar de forma convincente sus habilidades, talentos y logros pasados. Una técnica muy común es el morral de confianza. Consiste en pensar en todo aquello que le enorgullece y en sus logros y meta esas ideas en una mochila mental. Así, cuando algo le preocupe o le inquiete puede recordar todos esos logros y sentir que volverás a conseguirlo.

Cuarto. Los tres primeros pasos le debieron dar las suficientes herramientas para saber la mejor forma de vender su propio trabajo. Esto va mucho más allá de simplemente decir cuál es tu profesión. Haga una presentación audiovisual para que la revise y se pregunte si usted compraría ese producto que es usted

Quinto. Para practicar la autopromoción, es necesario pensar en usted mismo como una empresa. ¿Qué haría su departamento de marketing para fortalecer su propia marca? Por ejemplo, ¿qué tal promover tu trabajo usando las redes sociales?
Hay diversas plataformas de este tipo disponibles, simplemente elija aquellas que se identifiquen con tu segmento.

Sexto. El feedback recibido por parte de sus compañeros de trabajo no siempre son elogios, y no hay ningún problema. Reciba cada crítica como una oportunidad para mejorar. Si no es un comentario constructivo, mantenga la compostura siga su camino.

Séptimo. Busque alianzas que complementen la propuesta de su trabajo y que puedan agregar valor a su presencia en el mercado.

Es muy importante que exista una suma de beneficios tanto en el aspecto del trabajo como en la imagen personal.

Y recuerde la visibilidad es algo positivo hasta el momento en que se vuelve excesiva, entonces, tenga cuidado para que no exagere en su propia divulgación. La autopromoción. 

Es como un músculo que se debe ejercitar.

Sea sincero, tenga cuidado en no cruzar la línea de la jactancia, pues esto sólo puede llevar a que la gente a que le dé la espalda. Saber dónde está ese límite invisible para evitar cruzarlo, es muy importante.

viernes, 5 de junio de 2020

El arte de tomar decisiones asociadas a la resolución del problema ¿Cuál es el proceso de solución de problemas?


Proceso de solucion de problemas



El arte de tomar decisiones asociadas a la resolución del problema

¿Cuál es el proceso de solución de problemas?


Continuando con el blog de competencias profesionales demandadas en los nuevos puestos de trabajo, hoy vamos a resolver la siguiente pregunta

¿Cuál es el proceso de solución de problemas?, ¿Cuáles son cada una de esas fases?

Cada una de esas fases van marcadas por un método que se llama el método ideal, para cada una de esas partes se va a definir cuáles son los pasos para seguir.

  1. El primer paso lo denominaremos “I” de ideal, que es identificar cuáles son las soluciones problemáticas; 
  2. el segundo paso es definir y diagnosticar el problema, describir cuáles son los términos de ese problema, el quién, el cómo, el cuándo, de la manera más clara que pueda; 
  3. El tercer paso es explorar, identificar las vías de alternativas de acción, cuáles, a través de una tormenta de ideas, la herramienta de brainstorming, cuáles son las diferentes soluciones que puede dar; 
  4. el cuarto paso es actuar, evaluar cada una esas acciones y al final elegir e implantar aquella solución que usted considera la idónea; y 
  5. el quinto paso, pero no menos importante, es el lograr, lograr y seguir y evaluar cuáles son los resultados asociados a esa decisión que ha tomado.
El arte de tomar decisiones asociadas a la resolución del problema viene condicionado por una serie componentes básicos, en función de cómo tiene o cómo está o cómo son sus conocimientos del problema y de todo lo que está alrededor de ese problema, de la experiencia que tenga por otros problemas vividos o de cómo haga ese análisis va a llevar a cabo mejor esa resolución del problema.

En cuanto al enfoque de los resultados, que es la segunda de las competencias que es la “orientación al logro” o el “enfoque a resultados”, es la capacidad para actuar con velocidad y sentido de urgencia, para concretar esos resultados con altos niveles de calidad y rendimiento, y, por encima de los estándares propios de excelencia.

¿Qué conlleva la competencia “orientación al logro”, qué actitudes son las que requiere por parte suya?

  1. Por un lado, el estar focalizado a cumplir los resultados y a conseguirlos, cumplir los objetivos, ¿qué va a pasar?, que va a necesitar de usted motivación extra, necesita esforzarse para poder continuar de manera constante en el cumplimiento de los objetivos.
  2. Por otro lado, no vacilar a la hora de afrontar los objetivos, los tiene delante de usted y hay que asumir esos riesgos, para poder llevarlos adelante.
  3. Y, por último, la capacidad de adaptarse a los cambios, cuando se enfrenta al momento de enfocarse a resultados y a lograr los objetivos, requiere de flexibilidad, porque pueden aparecer problemas y ese foco no se puede perder. Esto no significa que el estar focalizado en la orientación al logro y en los resultados, permite cualquier estrategia, “no”, tiene que saber conducir el proceso con una buena actitud y debe saber cuáles son los recursos con los que dispone.
Los elementos que conforman el enfoque de resultados, según Robbins, en su libro de comportamiento organizacional, son tres: 

La intensidad o la fuerza que pone a la hora de lograrlos y a llevarlo a cabo, es la cantidad de energía que va a requerir;

la actitud y el esfuerzo, la autodirección, para seleccionar y ejecutar las actividades; y

la persistencia o perseverancia que es la continuidad a lo largo del tiempo.

¿Cómo reconocer a través de sus conductas que es una persona orientada a resultados?

  1. Primero porque trabajas con objetivos claramente definidos.
  2. Segundo, porque sus acciones están orientadas a lograr y superar sus propios estándares.
  3. Tercero, porque es constante en tu esfuerzo.
  4. Cuarto, porque diseñas y utiliza indicadores para medir.
  5. Quinto, crea un ambiente propicio para estimular la mejora,
  6. Sexto, es capaz de trabajar en equipo, es fundamental trabajar en equipo para poder conseguir esos objetivos.
  7. Séptimo, se adapta a los cambios y asume los errores y
  8. Octavo mejora la relación entre los resultados obtenidos y los recursos invertidos en términos de calidad, costo y oportunidad.
Y por supuesto no podemos dejar a un lado las competencias para trabajar en equipo y eso lo hace en el siguiente blog, para continuar con este importante tema. Si le gusto este blog síganos y compartalo 



El entorno y la pérdida de tiempo✅

  El entorno y la pérdida de tiempo El entorno es un factor de pérdida de tiempo y lo ve reflejado en varios aspectos de su vida, y aunque n...